domingo, 10 de diciembre de 2017

ADVIENTO: TIEMPO DE CONVERSIÓN

En el 2º domingo de Adviento la lectura del Evangelio nos recuerda a Juan Bautista predicando LA CONVERSIÓN.  La vela de color MORADO nos invita a convertirnos, a superarnos, a perdonar y pedir perdón, en definitiva a ser mejores.  MEJORES personas y mejores cristianos.
Muchas veces nos dejamos llevar por la pereza, el egoísmo, la soberbia,… nos olvidamos de Dios y pensamos que no tenemos necesidad de ÉL. El mundo nos ofrece cosas y nos dejamos arrastrar por el brillo de los oropeles, por la vanidad, la apariencia, el tener y tener más.
Es necesario detenernos, reflexionar, no caer en las tentaciones. Una frase latina nos dice: NOSCE TE IPSUM.  “Conócete a ti mismo”. Debemos mirar hacia dentro de nosotros, conocer nuestro interior, nuestras limitaciones, nuestra necesidad de sentido y felicidad.

En esta 2ª semana de Adviento, con la vela morada se nos invita a CONVERTIRNOS, a SUPERARNOS, a CONOCER NUESTRO INTERIOR.  No nos dejemos arrastrar por los engaños “bajo apariencia de bien”, pero engaños al fin de cuentas. Busquemos a Dios por encima de todo, llenemos nuestra vida de sentido y felicidad.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario