domingo, 24 de diciembre de 2017

NAVIDAD, TIEMPO DE FRATERNIDAD.

Un año más celebramos la Navidad, es decir el Nacimiento de Jesús, el Cristo, el Hijo de Dios, que vino para abrirnos el camino hacia una Vida Nueva y Eterna.  Dios, como Padre Bueno que es, desea que todos nosotros, sus hijos, vivamos fraternalmente, como una gran familia, queríendonos y compartiendo, preocupándonos unos por otros.
La Navidad, ¡y siempre!! , debe ser tiempo de Fraternidad, tiempo de Paz y Alegría. ¡Ojala los seres humanos aprendiésemos que somos hermanos, hijos todos de nuestro Padre Dios, que nos ha creado para ser felices y hacer felices a los que nos rodean.
El Hijo de Dios, JesuCristo, se hace hombre, para hacernos a todas las personas hijos del Eterno Padre, que nos quiere entrañablemente y desea nuestra felicidad.

Que la Alegría navideña dure siempre y nos enseñe a compartir, a querernos, a ser mejores personas, haciendo un mundo más humano y más divino.  Que así sea.
Que el Niño-Dios nos bendiga a todos en estas fechas, en el 2018,... ¡y siempre!!   

No hay comentarios:

Publicar un comentario