jueves, 28 de diciembre de 2017

SOLIDARIDAD CON INOCENTES

El Evangelio nos dice que Herodes mandó asesinar a todos los niños de Belén para así matar también a Jesús. Esto último no lo consiguió porque José María y el Niño marcharon para refugiarse en Egipto.  Sin embargo, otros muchos niños inocentes murieron.
Hoy día sigue ocurriendo igual.  Hay muchos “Herodes” que buscan sus intereses políticos, económicos, de poder,… y no les importa mantener activas las guerras, la violencia que tortura y da muerte a millones de inocentes, mayores y pequeños. La sombra de Caín sigue errante por el mundo haciendo de las suyas.   Si los miles y miles de millones que se gastan en armamento, en guerras y violencias, si empleasen en construir hospitales, escuelas, investigar medicinas y técnicas positivas,… ¿no iría mucho mejor el planeta tierra y la humanidad sería más fraterna?  ¡¡qué pena!!!

El Niño Dios nació y quiere seguir naciendo para enseñarnos a los humanos que debemos COMPARTIR  y vivir como HERMANOS, pero,… ¿escuchamos?  Los oropeles, el consumo, las lucecitas de colores nos deslumbran e hipnotizan. Vamos al consumo, a la diversión, y nos olvidamos de la Alegría de Compartir.
Compartir con la Familia, con los amigos, con los inmigrantes, con los ancianos y enfermos,…. Jesús vino para compartir su vida con nosotros, y quiere que también sepamos compartir con los demás.
Recordemos a los inocentes de todo tipo, a tantas personas, niños y mayores, que sufren la marginación, el dolor, la soledad,…  Jesús, María y José también fueron emigrantes. Sepamos compartir y ayudar para hacer que 2018 sea más justo y fraterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario